VIAJES EN PAPEL

La esencia de la tradición

XOCHIMILCO

Por Amanda Sandoval

XOCHIMILCO (Se pronuncia Sochimilco).

Desde luego hay un sinfín de lugares para hablar de México. Pero en este primer post, he decidido hablar de Xochimilco. Su nombre proviene del náhuatl y significa “campo de flores”.

He escogido Xochimilco en primer lugar porque soy “chilanga” (así nos dicen a los que somos de la Ciudad de México) y en segundo porque a pesar de ser turístico no es tan conocido y es un lugar donde la gente local pasa el día con la familia, amigos y sigue teniendo esa parte auténtica.

Si vas hacia el sur de la Ciudad de México llegas a este mágico lugar, donde te olvidas del tráfico, edificios, contaminación y te conectas con la naturaleza y la cultura de los Xochimilcas.

Llegas a un embarcadero y pagas por una trajinera. Las trajineras son las barcas por donde paseas por los canales. Antiguamente estaban adornadas con flores, actualmente están pintadas de colores súper alegres. Tienen mesas y sillas donde caben fácilmente 15 personas o más.

Y empieza el recorrido por estos canales que lo han visto todo, ya que los Xochimilcas se pasean por ellos desde siglo XI.

Puedes llevar de todo, comida, música, bebida…, vaya lo necesario para organizar una fiesta y pasar unas cuantas horas navegando en tu trajinera. ¡Pero si no llevas nada, no importa! porque en el camino encontrarás “chinampas” con mariachis que te cantarán las canciones que tú quieras, otros te venderán cervezas, quesadillas, elotes, flores… y cosas que ni te imaginas, puesto que ¡la creatividad mexicana es ilimitada!

Puedes organizar fiestas en grande, y juntar dos trajineras, bailar, saltar de una a otra… en fin que les puedo contar, he visto de todo en estos canales, y desde luego me he divertido muchísimo. ¡He visto como se han hundido trajineras por exceso de gente! y, como en el Titanic, van saltando de una a otra para salvarse de caer en el agua del canal, que tendrá de todo… ¡¡Literalmente!! Actualmente ya se toman precauciones para que no pasen estas cosas, y se limita el número de gente por trajinera.

Si la música y el baile te lo permiten puedes escuchar las leyendas que el trajinero, (es el que lleva la trajinera) te irá contando, como la de la famosa isla de las muñecas, la cual está adornada con cabezas de muñecas, un poco escalofriante para mi gusto, pero para los que les gusta la adrenalina también hay paseos nocturnos con velas, donde estas historias se viven más intensamente.

Principalmente veras viveros donde te puedes parar a comprar todo tipo de plantas y flores.

El recorrido dura más o menos 2 horas, pero si quieres más, puedes pasarte todo el día, la verdad es que se pasan volando, porque hay mucho que ver, es un ambiente de celebración continua.

De las aguas de Xochimilco es originario el mítico ajolote, el cual ya está protegido por estar en peligro de extinción, pero este es un tema aparte, ya que del ajolote se pueden contar muchas historias.

Espero que les haya gustado este post, ya que Xochimilco es parte de mi niñez, adolescencia y juventud. Es un lugar que guarda muchos recuerdos y quién pueda ir, se lo recomiendo, es diferente, es especial y esta empapado de la cultura mexicana.

Y no me puedo ir sin decir que ¡me parece un lugar muy interesante! ¡Muchas gracias, Amanda por tu artículo! La verdad que cuando vuelva a México, no dejaré de visitarlo… Es curioso el colorido tan alegre de las barcas, los mercados de las flores, el simpático ajolote, y ¡me muero por escuchar una de esas historias del trajinero! Aunque he de reconocer que la de la isla de las muñecas me intriga a la par que me da miedo… ¡Qué tétrico y curioso! Fascinante y misterioso México… ¡Muchas gracias! Y…, ¡Qué viva México!

¿Te gusta el artículo? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete a mi blog

Mantente informado en todo momento y no te pierdas ningún artículo ni información

2 comentarios en «XOCHIMILCO»

Deja un comentario