VIAJES EN PAPEL

La esencia de la tradición

Nuestro rincón de los restaurantes con más encanto del mundo

Por Leticia Escolar

¿Tenéis apetito? Si sois como nosotros que somos unos glotones y nos encanta experimentar el placer de comer y de probar comida nueva, seguid leyendo…

La gastronomía forma una parte fundamental en nuestros viajes, y en mi vida, al fin y al cabo, también soy nutricionista. ¡No va a ser sólo caminar y caminar…! Nos encanta patear cada rincón de cada lugar, cosa que conlleva un esfuerzo, por supuesto placentero, así que cuando termina nuestro día estamos fantaseando con buscar un lugar dónde comer algún plato típico del país. Tengo que admitir que mi comida favorita del día es el desayuno, me despierto soñando con él, y cuando he tenido que viajar sin un desayuno de «los contundentes y energéticos” lo he pasado mal. ¡Normal, es la comida más importante del día! Pero ya sabéis, «sarna con gusto no pica». En este artículo me centraré más en restaurantes originales que nos hayan ofrecido algo especial, rico, y típico -o no- del país.

¡Aquí está nuestro listado de los restaurantes más curiosos en los que hemos comido!

  1. Nos vamos hasta Sri Lanka, en concreto a la ciudad de Polonnaruwa.
  2. Allí encontramos un restaurante súper original. Su nombre, Gami Gedara. En este lugar aparte de disfrutar de los platos típicos del país, disfrutarás de una originalísima presentación en un entorno paradisíaco, está en un lugar retirado al cual cuesta un poco llegar, pero sus mesas, el personal tan amable que lo lleva y las increíbles vistas a los arrozales, hacen de él un restaurante de lo más especial. Imprescindible de visitar si viajas a Sri Lanka. ¡Sus atardeceres son de película! Eso si, no olvidéis llevar con vosotros repelente de mosquitos porque hay bastantes, ¡es normal!, está en plena naturaleza.

  1. Vietnam, Hoi An. Los que habéis visitado Vietnam y en concreto Hoi An, ya conocéis el encanto que tiene esta ciudad que todo el mundo adora. Pues si os apetece un atardecer de ensueño en la playa a ritmo de chill out, acompañado de una exquisita comida vietnamita y una cervecita del país, no os perdáis este lugar. Se llama Soul Kitchen. Suele estar lleno, así que mi consejo: id temprano, os podéis dar un chapuzón y luego os relajáis a ritmo de chill out. Merece la pena parar un día más en Hoi An y tomarse un día de relax en este lugar.
  1. ¡Nos vamos hasta unos de los rincones más remotos del mundo! Isla de Pascua, Hanga Roa. Esta mágica isla encierra un gran misterio y !no sólo eso¡, es tan fastuosa como tranquila, ¡me encanta!. No he visto un lugar igual. En esta seductora isla podéis comer en el Te Moana, aunque hay una «gran oferta» de restaurantes y en muchos puedes encontrar comida rica, este restaurante en conjunto fue el que más nos gustó. Ya sabéis que en esto influye mucho lo «a gusto» que te hayas encontrado y es que, en el Te Moana nos encantó tanto su ceviche, que estaba espectacular, sus gambas que todavía hoy recuerdo su sabor y «se me hace la boca agua», como el entorno en el que se encuentra. Tiene una zona de césped con vistas al mar dónde puedes disfrutar de una puesta de sol de las que hay en Isla de Pascua. ¡Brutal! Eso sí, los precios en la isla no son precisamente bajos, para que lo tengáis en cuenta también.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-53-2.jpeg

Tengo que destacar también otro lugar de la isla, además de por su comida, su encanto reside en su ubicación. Ubicado en un extremo de la isla tenemos el restaurante con unas vistas privilegiadas del mar, tan cerca de él que puedes escuchar su sonido y sentir su brisa en la cara. ¡Si te descuidas hasta te salpican las olas! Sabrosa cocina con un producto súper fresco en primera línea de mar. ¡Casi lo pueden pescar desde la cocina! ¡Os lo recomendamos también! Su nombre, Tataku Vave.

  1. Nos vamos a oriente medio, Amán, Jordania. Aquí os vamos a presentar un lugar pintoresco donde os podréis deleitar con un menú degustación de la típica comida del país. ¡Por favor! Qué exquisito todo, desde los entrantes hasta los sabrosos postres. Este lugar se llama Tawaheen Al Hawa (o Don Quijote), ya veréis que bien ambientado está, sus mesas, su decoración y una fuente central al más puro estilo árabe, pero ¡ojo!, si os fijáis bien ¡tenemos un poquito de España en él, Don Quijote y su molino de viento representado en su entrada y… ¡atentos a la vajilla! ¿No me digáis que no es original?.
  1. Vayámonos al pueblecito de Bandipur en Nepal. Este pueblo es tan «cuqui», me parece imprescindible visitarlo, es un asentamiento en la cima de una colina. Preserva su ambiente cultural antiguo y se está haciendo más y más famoso por los newaris y su cultura. Sus atardeceres son fascinantes pero es que sus amaneceres son un espectáculo visual. Su esencia y sus excelentes vistas del Himalaya hacen de él uno de esos lugares de los que jamás te podrás olvidar. En esta ocasión no es tanto la comida en sí, sino sus vistas mientras desayunas, comes o cenas, os hablo del hotel, resturante Old Inn. Nos enamoró la habitación, que daba a un balcón con una panorámica de infarto, nos cautivó la pureza de su gente y nos sedujo la imponente montaña. Sin palabras nos dejó la belleza del lugar.
  1. Egipto, El Cairo…¿Os apetece disfrutar de una comida con unas privilegiadas vistas a las pirámides de Giza? Son varios los restaurantes que ofrecen al turista una panorámica de las pirámides, pero no en todos se puede estar relajado, alejado del bullicio de los turista, y disfrutando de un momento tan único y placentero, así que merece la pena pagar un poquito más y empaparte de esta deliciosa experiencia. Esto lo encontramos en el 139 Restaurant, se encuentra ubicado dentro del complejo del hotel Marriott Mena House, allí puedes elegir entre un amplio abanico de comida (Buffet libre), desde la típica del país, hasta comida mejicana, española,… ¡Muy rico todo! Este hotel también te ofrece contiguo al 139 restaurant, otro restaurante de comida India, Moghul Room, por si os apetece cambiar, presentación impresionante en un escenario de cuento. !Qué delicia!
  1. Nos vamos a Asia. En la concurrida ciudad de Bangkok, Tailandia. La comida tailandesa es un festival para nuestro paladar, absolutamente todo esta tremendamente bueno, en este país puedes comer muy barato y con una calidad muy alta en cualquier mercado que te encuentres en la calle. Pero como os dije al principio, nos encanta probar cositas nuevas y exclusivas de algunos restaurantes así que indagando un poco encontramos este lugar. Os hablo del Somboon Seafood, que aunque últimamente ha alcanzado una alta fama y esta bastante solicitado, merece la pena hacer la cola y esperar para probar su especialidad, el fried curry crab, ¡sencillamente insuperable! Os lo recomendamos 100%.
  1. Kuala Lumpur. Visitamos Kuala Lumpur al final de un intenso viaje por Indonesia, como mucha gente hace. Hicimos escala allí y de paso reservamos algunos días para explorar los alrededores y la propia gran ciudad con sus Torres Petronas. Después de tantos días, nos apetecía cambiar un poco de comida y se nos antojó comer algo de comida típica india. Pues bendita la hora, porque encontramos un lugar totalmente local de comida asiática, malaya e india, y por tanto baratísimo, con una presentación sencilla y un servicio muy rápido y, donde el pollo tandoori (que a mi me chifla) estaba gustosísimo. Si pasáis por allí, se llama Nasi Kandar Pelita Ampang KL. ¡Os chupareis los dedos!.
  1. Hablando de comida india me ha venido a la mente otro lugar. Esta vez volvemos a Sri Lanka, en concreto a la ciudad de Nuwara Eliya. Aconsejados por el conductor que contratamos para llegar hasta el lugar, llegamos a un restaurante indio llamado Grand Indian. Increíble relación calidad-precio. Este lugar te ofrece una cocina india de altísima calidad por un precio muy bueno. Aquí disfrutamos como enanos, tanto el lugar que es muy bonito, como el servicio, como la comida, son de 10. Absolutamente todo estaba sublime. El único inconveniente, que tampoco lo és, es que no se puede reservar. Así que tenéis que estar temprano porque se forma una cola importante y si no os tocará esperar. ¡Nosotros fuimos a las 6 de la tarde y fuimos los primeros!
  1. No podía faltar mi Perú. Perú es uno de los países dónde gastronómicamente hablando, más podréis disfrutar. Ofrece un amplio abanico de platos y sabores que van desde el suculento ceviche, pasando por el sabroso chicharrón hasta el novedoso cuy (para nosotros). Cualquier lugar es bueno para deleitarse con la comida peruana. Si tuviera que resaltar alguno me resultaría muy difícil pero voy a mojarme y os voy a contar dónde se puede comer el mejor chicharrón del mundo. Mi querido Cuzco… En sus alrededores hay un pueblecito llamado Saylla (gracias Jahaida por llevarme allí) dónde puedes encontrar un generoso y sabroso plato de chicharrón a un precio increíble. Si visitáis los alrededores no dudéis en hacer una paradita para probarlo, esta de camino a Andahuaylillas, así que no hay excusa. ¡Tomen notan, no se arrepentirán! Y no puedo terminar sin antes hablaros de un lugar en Paracas llamado La mano de KU, que lo encontramos gracias a la recomendación de mi querida amiga Denise y la comida es excepcional, me encantó su innovador ceviche a la naranja, sus choros (mejillones) y sus conchitas… ¡Riquísimo! Además ofrece comida «gluten free», asi que no hay excusa para no visitarlo.

Y venga por último necesito, y ya prometo no extenderme más, hablaros de el restaurante Wallqa en la capital de Perú, Lima. Son millones los lugares que ofrecen comida sublime en Perú, la verdad que su gastronomía es una de las más ricas y variadas, podría pasarme horas recordando restaurantes y sabores… En Lima nos dimos un capricho y terminamos en este restaurante, fue nuestra despedida peruana y lo hicimos ¡por todo lo alto!¡Majestuoso todo!

¡He mentido! ¡Lo siento! No puedo dejar de recomendaros mis restaurantes preferidos de «mis zonas» de España:

País Vasco:

Mendiola, Mendiola, Álava. Comida casera vasca, riquísima alubiada y excelente chuletón a la piedra… ¡Súper comida en un entorno rústico!

Perretxico, en pleno centro de Vitoria, Álava. Si os apetece ir de pintxos por el centro de Vitoria, ¡este es vuestro restaurante! Podéis pedir mesa y desgustar su «menú degustación» de pintxos, o simplemente comer un par de ellos en la barra. ¡Exquisito!

Asador Borda Berri, Hueto Arriba, Álava. ¡Me encanta! Platos de temporada (id en temporada de alcahofas, ¡por favor qué ricas! y sus habas ¡están tremendas!), pescados y carnes a la parrilla (por supuesto incluído chuletón) Entorno súper relajante con vistas a la montaña. ¡Tiene una terraza de mosaicos!

Raíz, Zabalgana, Vitoria, Álava. Tenéis que ir a las afueras de Vitoria para probar su carta. ¡Absolutamente todo es excelente! ¡Yo estaba enganchada a sus alcachofas y su carpaccio de cecina y foie con queso y mermelada de tomate! ¡Se me cae la baba!

Navarra:

Asador Olaverri, Pamplona, Navarra. Os digo brasa, y ¡ya está todo descrito! Original restaurante con paredes de madera laminada. Su carne…¡para chuparse los dedos!

Rodeo, Pamplona, Navarra. Sofisticado restaurante de cocina imaginativa. ¡No dejes de observar sus paredes de tonos pastel! en un ambiente de luces tenues. ¡Elegiría todo de su carta!.

Castilla y León:

La Roca Cocina de Mercado. Miranda de Ebro, Burgos. ¡Es mi prefe de mi ciudad! Es un restaurante muy pequeñito con una cocina de calidad muy grande. Hace mucho que no voy, con esto del Covid, pero ¡tengo ganas de «hincarle el diente» a todo! (Prima, prepárate para cuando vaya) Calidad-precio increíble y sus platos son exquisitos, muy elaborados y originales. Si pasáis por mi ciudad…, ¡ya sabéis!

Cataluña:

Can Traver, Bigues i Riells, Barcelona. Situado en lo que fue una antigua masía del siglo XVIII. ¡Es precioso! Su interior, para una amante de lo antiguo, es impresionante, me enamoró. La comida muy rica, y yo diría que de precio medio para la calidad que tiene.

Sangiovese, Mataró, Barcelona. Es una pasada… ¡Cocina creativa! Todo es espectacular, me gusta todo pero si tengo que destacar algo que me comería ahora mismo sería su pulpo a la  brasa de carbón con espuma de all-i-oli y patata, ¡qué me chifla!, y su terrina de foie. ¡Recomendado 100% aunque de todos sea el de mayor precio!

Can Mía, Revardit, Girona. Este lugar es muy pintoresco, pagas un precio fijado y el señor te va ofreciendo lo que tiene ese día, ¡puedes pedir hasta hartarte a comer! ¡Riquísimo todo!

Costa Pacífico, Barcelona. Es una cevicheria mexicana, ¡con este dato os podéis imaginar qué se puede comer! Es una fusión y está todo impresionante… Mi preferido el taco de atún picante con crema de pepino, ¡uff que sabor! ¡Inigualable! (Gracias Noe por aconsejarme este lugar, me descubriste un sabor ¡que es gloria para mis papilas gustativas!).

De mi Madrid no hablo porque hay millones de restaurantes increíbles… Por el que siempre intento pasar cuando voy, que podría decirse que me acerca un poquito a mi Perú, es el Chincha Casa Perú, ¡su ceviche a la piedra es tremendo e innovador….! ¿A que sí, Cana? ¡Probad todos los que podáis! Comer es un súper placer…

¡Madre mía que hambre me ha entrado! Espero que os haya gustado. ¡Hasta pronto viajer@s!

¿Te gusta el artículo? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete a mi blog

Mantente informado en todo momento y no te pierdas ningún artículo ni información

4 comentarios en «Nuestro rincón de los restaurantes con más encanto del mundo»

  1. ¡Me ha encantado este post! Súper completo y explicado todo con muchísima pasión. La cocina peruana es considerada hoy en día como una de las más punteras en el mundo tanto en innovación, como en fusión… ¡Que viva la comida peruana! Y del resto del mundo, ¡por supuesto!

    Responder

Deja un comentario