RUTA CATALANA: “Alrededores de Barcelona”. Segunda parte

el

Por Leticia Escolar

¡Hola de nuevo chic@s! Aquí estoy otra vez para intentar plasmar una segunda parte de mi ruta catalana. Esta vez me centraré en la provincia de Barcelona y sus proximidades, es decir, también algunos lugares de Girona, y ya para la tercera parte dejaré la provincia de Tarragona. ¡Cómo veis, Cataluña da para mucho! De esta manera no me extiendo y espero que os resulte ameno, gráfico e interesante. En esta ocasión visitaremos, emblemáticos castillos, lugares con encanto en la montaña, lugares curiosos y, por su puesto, ¡restaurantes donde hacer una paradita para retomar energía!¡Allá vamos!

Ruta de los castillos. Son muchísimos los castillos que podemos encontrar en general en la comunidad autónoma. Tened en cuenta que en ella hay numerosas cadenas montañosas y que los castillos por definición, “Edificio o conjunto de edificios rodeados de murallas, fosos y otras obras de fortificación, construido generalmente en un lugar elevado y estratégicamente situado para la guerra”, servían como modo de control territorial.

  1. Castillo de Montsoriu. Ubicado en la comarca de la Selva, situado estratégicamente entre las poblaciones de Arbucies, Breda y San Felíu de Buxalleu, Girona. Este castillo se encuentra dentro del parque natural del Montseny. La parte conservada más antigua es la torre del homenaje, de la segunda mitad del siglo X. ¡Imaginaros que antiguo! Merece la pena porque aún se conservan varias zonas y sobre todo porque es un paseo muy agradable, puedes aparcar abajo y subir hasta las taquillas caminando, es un paseito muy fácil, no es largo y disfrutas de las ventajas que te ofrece siempre la montaña… ¡En la cima te encontrarás con unas panorámicas del Montseny impresionantes! Precio de la entrada: 6 euros con guía, 5 euros sin guía. Mi restaurante recomendado cerca de este lugar: La Falda del Montseny, Carretera de Sant Celoni a Santa Fe, Barcelona. Donde nos apretamos un chuletón, ¡estábamos muy hambrientos! Destaco su salsa romesco, ¡estaba deliciosa! Así que ya sabéis, ¡id en temporada de calçots!

  1. Castillo de Farners. Situado en Santa Coloma de Farnés, Girona. Es una fortaleza pequeña que tuvo que ser adaptada al terreno, de arquitectura románica del siglo XI y dicen que fue un feudo del vizcondado de Cardona, luego os hablaré del lugar dónde nació este vizcondado, por eso lo nombro. En esta ocasión podéis subir en coche hasta la base del castillo pero mi consejo es aparcar en un aparcamiento que hay en Sant Salvador y luego ascender caminando unos kms, muy bien señalizado, hasta llegar a la cumbre. ¡Es un entorno de lo más relajante! Conjuntamente con la colina del Vent, os ofrece unas vistas espectaculares de la llanura de la Selva y parte de las Guilleries. ¡Podéis pasear por la ronda de la muralla y subir a la torre! ¡No dejéis de visitar la ermita que lleva su mismo nombre!
  1. Castillo de Santa Florentina. Este castillo se encuentra en Canet de Mar, Barcelona. De todos es el de mayor precio, su entrada cuesta 12 euros, y hay que reservar previamente, tenéis su venta anticipada vía online. Se puede hacer la visita guiada o con audioguia. Fue un antiguo edificio medieval del siglo XI, y como curiosidad, que a mi me gustan estás cositas: está edificado sobre la planta de una antigua fortificación romana. Es muy bonito, os gustará. ¡Eso sí!, ¡intentad ir temprano porque no tiene aparcamiento y toca improvisar como se pueda en mitad de un camino en el monte!

  1. Castillo de Tossa de Mar. Girona. Construido entre los siglos XII y XIV como defensa contra la piratería. Cabe destacar las saeteras de la muralla, que son de época románica. Su entrada es libre, forma parte de un obligado paseo por el pueblecito. Si bien se conserva todo el perímetro original, del castillo, que estuvo situado donde está el faro, no queda casi nada. En cambio, se han conservado vestigios de la primitiva iglesia parroquial, de estilo gótico, dedicada a San Vicente. ¡Preciosa! Como preciosas son las increíbles panorámicas al mar Mediterráneo desde arriba.
  1. Y por último, por hoy, el Impresionante Castillo de Cardona, situado en la ciudad con el mismo nombre, Cardona, Barcelona. Este castillo, al contrario que los anteriores, es muy visitado, porque es probablemente la fortaleza más importante de todo Cataluña. ¿Por qué? Porque fue construido en el año 886 y desde él se dominaba todo el valle salino de la zona. ¡Hay que salvaguardar la sal! Y más en aquella época que sin neveras, absolutamente toda la comida se conservaba con ella. Combina el estilo románico y gótico de una manera un tanto especial. Y su importancia con los años, ¿de dónde proviene? Durante el siglo XV , los duques de Cardona fueron la familia más importante de la Corona de Aragón, sólo por detrás de la Casa Real. ¡Así que imaginaros lo demás! Les llamaban los reyes sin corona. ¡No digo más! Precio de la entrada con visita guiada, 8 euros. Lo que más me gustó, aparte de sus fascinantes vistas, fue la iglesia románica. ¿Qué tiene de especial? Las iglesias románicas por norma general suelen ser pequeñas y austeras, pues bien, ¡esta es muy alta y grande! Y eso la hace muy especial. ¡Su cripta! Me encantó, se sale también de su estilo ya que cuenta con ventanas que le dotan de luz natural. ¿Desde cuándo una cripta está construida sobre el terreno? ¡pues esta sí! Lo normal es que las criptas siempre estén digamos, a un nivel inferior al del suelo. ¡Fascinantes! y majestuosas son sus columnas también. ¡No os lo perdáis!. En la actualidad encontramos el parador de Cardona ocupando el espacio de lo que fue la residencia de los duques.

Restaurante recomendado y que nos gustó muchísimo: La Manufactura en un pueblecito a unos 10 minutos llamado Valls de Torroella. Cocina elaborada, calidad-precio muy buena y ¡todo muy rico! Personal muy amable y el lugar simula una antigua nave de una fábrica, ¡muy chulo!

Pero… Dejemos los castillos por un momento, que no a todo el mundo le apasionan, y vayámonos a lugares en plena montaña.

  1. Empezaré por un lugar cerca de Cardona, así podéis apuntarlo junto con su castillo. La Montaña de Sal. Situada a menos de 8 minutos del castillo, encontraréis este espectáculo visual. Es una visita guiada por su interior, precio 12 euros. Los depósitos salinos de Cardona pertenecen a la llamada cuenca potásica catalana. A su vez, esta cuenca forma parte del conjunto de materiales evaporíticos que se depositaron en la cuenca del Ebro durante el Eoceno superior. ¡Casi nada! Eso fue hace 54 millones de años hasta hace unos 40 millones de años. El Valle Salino de Cardona se explotó desde el Neolítico y el sistema de explotación a cielo abierto se mantuvo invariable hasta la introducción de la pólvora, en el siglo XVIII. La visita incluye un paseo en furgoneta hasta llegar a la boca de la montaña, dónde empezará el tour, visita por el interior de la montaña y vuelta hasta la recepción. ¡Qué aventura más salada!

  1. Sant Miquel del Fai, localizado en la provincia de Barcelona. Aunque lleva años en periodo de restauración, merece la pena pasear por él. ¿Qué es este lugar? Se trata de un monasterio.  Es un antiguo cenobio benedictino, su fecha exacta de fundación se desconoce pero en el año 1006 ya estaba instalada una comunidad de frailes, siendo su primer abad Guillemund. Llegaréis a un aparcamiento, donde veréis una bifurcación, estacionad el coche y ¿después? ¡Tomad el camino de la derecha!, el que va hacía abajo, llegaréis a un puente medieval precioso, lo cruzáis y ¡tachán! ¿preparados para alegrar esas vistas? ¡BELLEZA NATURAL! Obtendréis una panorámica de un salto de agua y el monasterio. ¡Brutal!

Restaurante más que recomendado: Can Traver, Bigues i Riells, Barcelona. Situado en lo que fue una antigua masía del siglo XVIII. ¡Es precioso! Su interior, para una amante de lo antiguo, es impresionante, me enamoró. La comida muy rica, y yo diría que de precio medio para la calidad que tiene. ¡Ah! No dejéis de observar su fuente exterior, mirándola ¡El tiempo vuela! ¡Sorpresa!

  1. Turó de l’Home. Volvamos a la montaña… Situado en la provincia de Barcelona. Es la montaña más alta del macizo del Montseny con una altura de 1712 metros. Apto para todo el que quiera respirar aire puro en lo alto de la montaña. Puedes llegar casi hasta su cima en coche. Encontraréis un aparcamiento y una vez dejéis el coche allí, caminaréis unos 30 minutos y listo. ¡Eso sí! Si sois amantes del senderismo, desde luego este es vuestro paraíso, podéis caminar y caminar ya que te ofrece múltiples rutas entre la montaña. ¡Volveremos para explorar todos los que podamos!.

Restaurante recomendado por la zona: Can Net, Mosqueroles, Barcelona. Calidad-precio buena y puedes disfrutar de una cañita previa a la comida con unas preciosas vistas de la montaña.

  1. Y no puedo dejar de recomendaros el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, de nuevo en Girona, que ofrece uno de los parajes más interesantes. Inmenso parque natural con gran cantidad de cráteres y una cuarentena de conos volcánicos extintos.¡Tranquilos que no están activos! ¡Parece de película! Podéis realizar varios itinerarios para caminar entre los volcanes e incluso adentraros en sus cráteres. La ruta del Volcán de Santa Margarita, es de dificultad baja y te lleva hasta la mitad del cráter donde podéis encontrar una ermita, ¡precioso! Llegaréis a un parking de pago, creo que eran unos 4 euros todo el día y desde allí, empezar la ruta. ¡Está todo muy bien señalizado! En la misma ruta podéis pasear hasta el cráter del Volcán del Croscat, también es un camino muy agradable y una vez lleguéis podréis disfrutar de un auténtico paisaje lunar, ¡su cráter tiene un amplio abanico de colores! Por último, y caminando un poquito más, aunque podéis llegar en coche a un parking y caminar desde él o partir desde el parking inicial y caminar un poquito más, La Fageda d’en Jordà, increíble y místico hayedo rodeado de 21 volcanes, ¡impresionante! Te hace sentir como un auténtico ser de los bosques…  Y ya si os apetece una panorámica de la ciudad de Olot y sus alrededores, podéis visitar el volcán Montsacopa, situado dentro de la misma ciudad de Olot, ofrece un paseo de lo más orginal…

Restaurante recomendado a mitad de camino, Can Xel, calida-precio muy buena… Os pilla en ruta entre un lugar y otro así que ¡os lo recomiendo! ¡Probad sus ous (huevos) a la caputxina! ¡Muy ricos!

Y por supuesto, ni que decir tiene, que Barcelona es una parada más que obligatoria. Su catedral del Mar (iglesia de Santa María del Mar) es una de mis preferidas, ¡me encanta su forma! Siento amor por su forma y sus columnas… Hay horarios de visitas y horarios de entrada libre…. ¡FASCINANTE!

¿Nos vamos de ruta?

Continuará…

Bibliografía:

https://es.wikipedia.org/wiki/Tur%C3%B3_de_l’Home

https://es.wikipedia.org/wiki/Castillo_de_Tosa_de_Mar

https://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_San_Miguel_de_Fay

https://es.wikipedia.org/wiki/Monta%C3%B1a_de_sal_de_Cardona

https://es.wikipedia.org/wiki/Castillo_de_Farners

https://es.wikipedia.org/wiki/Castillo_de_Cardona

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Bea dice:

    Menuda rutaza, ¡me ha encantado! Los castillos son espectaculares y las recomendaciones de los restaurantes para comer son geniales. Por lo que he visto, es una ruta súper aconsejable con muchísimos lugares con encanto, ¡enhorabuena por el post!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Cana! Síííí!!! Súper recomendable, hay lugares con encanto mires donde mires, desde castillos hasta montaña…. Muy bonito! Os lo recomiendo al 100%!!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s