¡COMIENZA LA AVENTURA! ACTIVIDADES QUE PUEDES REALIZAR DURANTE TUS VIAJES.

Por Leticia Escolar

¿Sois de los que realizáis actividades cuando viajáis? ¡¡Nosotros sí!!

Lo que más nos gustan son los trekkings ya que somos amantes de la montaña (ya escribiré un artículo de los trekkings en los que más hemos disfrutado), pero a lo largo de nuestros viajes hemos realizado un gran número de curiosas actividades, que van desde montar en globo hasta navegar tanto mares como ríos en una gran variedad de tipos de barcos…. Unos más rápidos y otros… ¡Uff! Otros en los que sin apenas sombra, a mil grados y sin baño, surcamos un lago ¡durante 9 horas! (Por suerte el karma nos recompensó con un buen hotel).                                                                     Me encantaría contaros cada una de ellas pero para esta ocasión he seleccionado 6… ¡Comenzamos!

1. Sobrevolar las líneas de Nazca… Nazca, Perú. ¡Esto si que no puedes dejar de experimentarlo si visitas Nazca! No sabría describir muy bien la mezcla de sensaciones que provoca. La avioneta, el paisaje y el misterio que las envuelven hacen de ella una experiencia trascendental… Un lugar único en el mundo que te lleva a pensar más allá de nuestro planeta. ¿Cuál fue su origen? Cada uno tiene que sacar sus propias conclusiones… ¡Brutal! (para los que os mareáis con facilidad, tenéis que saber que se mueve un poco para mostrar bien las líneas así que os podéis sentir algo mareados… pero no tanto como para que os impida ver esta maravilla).

2. Montar en globo… Gerona, Cataluña. Os confieso que jamás pensé que sería posible subir en globo… ¿Por qué? ¡Porque ambos tenemos mucho vértigo! Sí, ¡como lo leéis! Pero es una de esas cosas que tenía muchas ganas de hacer. Como experiencia fue increíble, sobrevolamos los volcanes de la Garrotxa y lo que nuestra retina captó es totalmente imposible de explicar. ¡Donde las nubes, el sol y una pequeña cesta voladora se juntan! Sentimos tanta paz y fue tan impresionante que desde entonces siempre que viajamos buscamos un globo para subir y disfrutar de esas privilegiadas vistas de pájaro.

3. Subir en tren de bambú (Norry)… Battambang, Camboya. Una actividad que en un principio me pareció una turistada más, y lo és, pero ¡me encantó!. Adoro el olor de la naturaleza y en ese breve viaje me pude deleitar con su olor, su exuberante vegetación, con el viento en mi cara mientras avanzábamos, que en países como Camboya es de agradecer, con mil y una mariposas de bellísimos colores y sobre todo con el sonrisón y la amabilidad de la chica que lo conducía… Resultado final: ¡Es muy blandito y el viaje se nos hizo muy cortito! ¡Queremos más! Un dato curioso: como es vía única; cuando te cruzas con otro tren, el que tiene menos prioridad se para, se desmonta para dar paso al de mayor prioridad y luego se vuelve a montar y se continua el viaje como si nada. ¡No me digáis que no es original!

Su historia: la vía férrea fue construida por los franceses para transportar de manera rápida las bananas y el café del país. Tras la caída del régimen jemer rojo de Pol Pot, desapareció. Pero las vías de la línea Battambang-Phnom Penh,  permanecieron más o menos intactas. Así que, los camboyanos se las ingeniaron para reutilizarlas. Y así nació el tren de bambú. (Bibliografía: https://en.wikipedia.org/wiki/Norry)

4. Sandboarding en el desierto de Ica, Perú. Esta actividad la puedes encontrar en centenares de países, en mi caso fue en mi amado Perú (¿os he dicho que estoy enamorada de este país?), todo el que haya visitado este desierto sabrá de lo que estoy hablando. Toda una experiencia que empieza atravesando el desierto a bordo de un buggy hasta encontrar la mejor de las dunas para surfear…. ¡No apto para los menos atrevidos! Terminarás con la arena del desierto en cada rincón de tu cuerpo… Nada que no se elimine con una rica y merecida duchita después, tal vez en el increíble oasis de Huacachina. ¡Planazo!.

5. Volvemos al desierto… Esta vez al Wadi Rum en Jordania. Explorarlo en un 4×4 y terminar el día durmiendo bajo un manto de estrellas en una jaima. ¡Empieza la aventura! Atravesar el desierto en busca de dunas dónde poder obtener la mejor panorámica del lugar, tomar un té en mitad de la nada y con la guinda final de un atardecer de ensueño. ¡Ojo! ¡Hace un frío del carajo!¡ No olvidéis abrigaos cuando se ponga el sol!

6. Snorkel. Estoy segura de que todo el mundo lo habrá practicado en alguna ocasión, son miles de países los que ofrecen actividades de este tipo y muchos en los que lo hemos practicado… ¿Con cuál nos quedamos? Es difícil de elegir pero quizás nos quedamos con Maldivas, pudimos estar solitos disfrutando del sonido del mar repleto de vida, su colorido como el mejor de los regalos para nuestras retinas y muuuucha mucha tranquilidad…

¿Y tú con cuál te quedas?

Espero que os haya gustado… Hasta pronto viajer@s!

“No dejéis de soñar por más que te digan que es imposible, la vida son pequeñas metas que hay que alcanzar y que tú puedes lograr”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s