Todo lo que debes saber sobre el mal de altura…

Por Leticia Escolar

¿Cómo puedes evitar el mal de altura? El mal de altura es un tema muy importante que merece especial atención, sobre todo si vas a viajar en los próximos meses a países cuya altitud es mayor a la que puedas estar acostumbrado o que supere los 2400 metros sobre el nivel del mar. Voy a tratar de explicar todo de la manera más fácil y sencilla para que todo el mundo pueda comprenderlo. Pero… ¿qué es esto del mal de altura? Definimos el mal de altura o mal de montaña como malestar físico que se siente en lugares a gran altura a nivel del mar debido al aumento de la presión atmosférica y caracterizado por debilidad, dolor de cabeza y náuseas. ¿Por qué se produce? Porque el organismo no se adapta a la hipoxia o falta de oxígeno de la altitud. Importante saber que el mal de altura se agrava cuanto más rápido asciendes, de la misma manera que desaparece si desciendes a cotas mas bajas. ¿Cómo sé si lo padezco? Vamos a ver qué síntomas tiene. Si sientes cefalea o dolor de cabeza, mareos, náuseas y vómitos, agotamiento físico, falta de apetito, nerviosismo, baja presión, aumento del ritmo cardíaco o trastornos del sueño, puede que estés padeciendo mal de altura. Las manifestaciones más graves (y potencialmente letales) del mal agudo de montaña son el edema pulmonar de altitud y edema cerebral de altitud. ¿Cómo evitarlo? Estar en forma o hacer ejercicio habitualmente no es suficiente para prevenir el mal de altura, mucha gente piensa que estar en forma lo es todo pero, nada más lejos de la realidad… ¡El mal de altura puede sufrirlo cualquiera! Así que prestar mucha atención a las siguientes recomendaciones: La mejor forma de evitar el mal de altura es sin duda aclimatarse, juega un papel muy importante que debemos tener en cuenta, no realizar esfuerzos físicos al menos durante los primeros días. Importante dormir bien, comer liviano, evitar bebidas con alcohol y una buena hidratación. Una vez ascendiendo intentar realizar amplias inspiraciones de aire, subir paulatinamente sin esfuerzo físico exagerado, hidratarse continuamente (beber entre cuatro y cinco litros de agua al día) y elegir como parte de nuestra dieta los alimentos que contengan gran cantidad de hidratos de carbono y los ricos en azúcares. Una vez leí una frase que me gustó mucho y que ayuda mucho a evitar el mal de altura “beber antes de tener sed, comer antes de tener hambre, abrigarse antes de tener frío y descansar antes del agotamiento”. Los que viajéis próximamente a un lugar de altura hacerme caso y aplicar una de las reglas que a mi personalmente más me gusta y más utilizo cuando viajo : “allí dónde fueras, siempre has lo que vieras”. ¿Qué quiero decir con esto? Es importante tomar el mate de coca que te ofrecen en algunos países, como Perú por ejemplo, es el primer remedio importante para comenzar una buena aclimatación. Tranquilos no son más que unas hojas de coca en forma de infusión y es una de las mejores opciones para combatir el mal de altura, su sabor no es malo y puede tomarse fácilmente. Mi consejo es ¡siempre tomarlo! A los que no os gusten las infusiones, contáis con mas opciones, siempre existirán los caramelos y las galletitas hechas a base de coca. Y para los mas valientes y los que deseen experimentar una nueva sensación, también podréis probar a masticar las hojas de coca directamente. El método es sencillo: la hoja se deja a un costado y lo que se traga es el jugo amargo que ésta segrega. Claro que esto, para quienes no están acostumbrados, no es del todo agradable. La mayoría de los hoteles en sitios de gran altitud cuentan con tubos de oxígeno para atender a los huéspedes que lo necesitan. Otra opción son las píldoras que deben tomarse antes de llegar al destino y, luego, cada ocho horas y que evitan que el mal de altura aparezca. Estas ayudan a mejorar la irrigación sanguínea en el cerebro y a aumentar la capacidad respiratoria. Se pueden conseguir fácilmente ya que su venta es libre. Por último me gustaría añadir una frase más. Mucha gente tiene miedo al mal de altura pero… ¡No permitáis que ese miedo os impulse a eliminar países de altitud de vuestros viajes!… Simplemente llevar a cabo un correcto aclimatamiento y veréis como todo va bien… ¡A disfrutar de esos trekkings sin miedo! ¡La sensación allí arriba junto con sus paisajes no te dejarán indiferente!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s